Contar calorías de alimentos no es importante

calorias de alimentos

¿Qué son las calorías?


Las calorías son una unidad de medida de la energía térmica. Esta unidad de medida ya apenas se usa en el ámbito científico, sin embargo, en el ámbito de la nutrición se sigue usando y mucho.

Se supone que los alimentos altos en calorías engordan y los bajos en calorías adelgazan. Y digo se supone, porque es una creencia popular que está demostrado que es totalmente errónea.

         ⇒     Existen otros factores que juegan un papel mucho más importante que las calorías a la hora de perder peso, como es el contenido de azúcares que contiene un determinado producto. 

No necesitas contar calorías de alimentos


Antes de leer La Solución paleolítica, yo también era de los que creía que contar calorías de alimentos era importante.

El contar calorías es método muy extendido entre la gente que quiere adelgazar, ya que aún hoy en día lo recomiendan muchos nutricionistas, a pesar de que está totalmente desfasado.

Muchos listillos te dicen: “Si quieres perder peso lo único que debes hacer es ingerir menos calorías de las que gastas y de esa manera adelgazarás”. Este tipo de afirmaciones no tienen ningún sentido.

Yo también fui de los que en su día se tragó el cuento del reconocido nutricionista Fred Stare, que dijo en una ocasión:

Las calorías son todas iguales, ya vengan de la ternera o del whisky, del azúcar o del almidón, o del queso y las galletas saladas. Demasiadas calorías no son más que demasiadas calorías.

Esta frase es tan absurda que roza lo ridículo.

        ⇒      La realidad es que la composición nutricional de los alimentos que nos llevamos a la boca importa y mucho.

 A día de hoy está demostrado que contar calorías no es para nada eficaz, y además es muy aburrido.

Desde luego, no son igual 100 calorías de hidratos de carbono que 100 calorías de proteína.

Hay varios estudios que han demostrado que dietas con igual número de calorías pero diferente composición nutricional dan resultados claramente distintos, en términos de pérdida de peso y mejora de la salud. 

Opt In Image
Únete a nuestra comunidad Paleo
Apúntate y recibe gratis contenidos exclusivos y todas las novedades del blog
  • Recibe un e-mail cada vez que escriba un nuevo post
  • Recibe información exclusiva sólo para suscriptores
  • Entérate antes que nadie de todas las noticias Paleo
  • Unirte a la comunidad Paleo es totalmente gratis

 

 

Tabla de calorías. No la necesitas


Olvídate de la tabla de calorías, no la necesitas para nada.

El creador del término “caloría”, el químico Wilbur Olin no disponía de la tecnología que tenemos actualmente.

Él incineraba los alimentos y suponía que nuestro estómago realizaba una función similar a una chimenea con ellos. Sin embargo, la realidad no es tan simple.

No uses tablas de calorías o un contador de calorías. Calcular calorías no sirve para conseguir tus objetivos que son perder peso y tener una buena salud.

 

 

¿Por qué sí importa la procedencia de las calorías?


Para que lo entiendas fácilmente por qué sí importa y mucho la procedencia de esas calorías te lo voy a explicar con un ejemplo:

Tres amigos: Pedro, Paco y Manolo, que tienen la misma edad, los tres son de Segovia, y tienen una composición corporal muy similar, llevan a cabo una dieta de 1500 calorías diarias, durante un mes. Lo único que varía es el tipo de alimentos:

  • Pedro comerá sólamente golosinas, cereales y beberá Coca-Cola.
  • Paco carne de ternera alimentada con pasto, y beberá agua
  • Manolo consumirá patatas fritas con mayonesa y ketchup, y beberá Reb Bull.

Los tres han llevado a cabo una dieta de 1500 calorías por día, sin embargo, resulta que Pedro y Manolo han ganado más de 4 kilos cada uno y se sienten mal de salud. Sin embargo Paco ha adelgazado casi 6 kilos y se siente estupendamente, a pesar de que está aburrido ya de comer sólo ternera.

Como puedes darte cuenta …

         ⇒     la procedencia de las calorías sí importa y mucho. 

Existen diversos estudios que demuestran que no tiene el mismo efecto sobre tu organismo una caloría de carne de ternera que una caloría de Coca-Cola. Desde luego yo prefiero cien veces antes la ternera, y ¿tú?

Olvídate del contador de calorías


Contar calorías de alimentos no es un método exacto, y no es nada eficaz.

Si nos dedicamos a contar calorías para perder peso, deberíamos calcular cuantas calorías tiene cada alimento que nos llevamos a la boca. ¿Cómo harías para contar las calorías, por ejemplo, de un potaje?

Sería muy complicado y sumamente ridículo hacerlo.

Por otra parte, estaríamos constantemente estresados si no cumplimos con el límite máximo de calorías por día que nos hemos propuesto. Y, como sabes, el estrés y la ansiedad producen niveles altos de la hormona cortisol que hace que tengas más hambre y que engordes.

           ⇒       Ir por la vida contando y anotando calorías es un auténtico fastidio, y además no sirve de nada. Así que olvídalo.

Si te enfocas en contar calorías, estarás dejando de lado tu salud, ya que esta depende directamente del tipo de nutrientes que ingieres.

Si no te enfocas más en saber qué tipo de alimentos son buenos para tu salud y cuales son malos, aumentarás el riesgo de sufrir afecciones tales como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, varices o cáncer.

Ahora ya lo sabes:

           ⇒     fuentes distintas de calorías = resultados distintos

No cuentes calorías, en vez de eso preocúpate del tipo de alimentos que estás consumiendo.

Opt In Image
Únete a nuestra comunidad Paleo
Apúntate y recibe gratis contenidos exclusivos y todas las novedades del blog
  • Recibe un e-mail cada vez que escriba un nuevo post
  • Recibe información exclusiva sólo para suscriptores
  • Entérate antes que nadie de todas las noticias Paleo
  • Unirte a la comunidad Paleo es totalmente gratis

 

 

Por qué los productos light no funcionan


El otro día en el supermercado me pasó una situación curiosa. Resulta que antes de mí en la fila del caja, había una señora gordita, que llevaba un par de pechugas de pavo, aceite de oliva, y todo lo demás productos light: coca-cola light, cereales light, pan integral, leche light, …

Me indigna ver este tipo de situaciones. La señora estaba convencida de que esos productos eran buenos para su salud, ya que seguramente su médico le recomendó comer productos light porque tenía alto el colesterol.

La pobre señora, compró esos productos fiándose de su médico, como tantos, sin saber que esos productos le van a hacer más mal que bien. Lo único saludable que llevaba eran las pechugas y el aceite de oliva.

Este tipo de situaciones me animan a escribir en este blog para dar a conocer la dieta Paleo, para derribar de una vez por todas esas creencias estúpidas que muchos aún tienen como que las grasas engordan o que los cereales light sirven para delgazar.

¡Hay que ver cómo nos ha comido la cabeza la industria alimentaria, con la complicidad de las autoridades sanitarias, que a su vez se benefician de que nos enfermemos!

Me fastidia mucho el gran engaño que hay en el ámbito de las dietas y la alimentación, más que nada porque son nuestras vidas las que están en juego.

Las grandes empresas productoras de alimentos perjudiciales para nuestra salud nos han hecho creer que los alimentos light y bajos en grasa son buenos, y la realidad es que nos están matando.

Lo peor de todo es que muchos médicos y nutricionistas siguen respaldando que debemos consumir productos sin grasa, como la leche desnata, cuando a día de hoy ya se sabe que de saludable no tiene nada.

Te recomiendo el libro de Carlos Abehsera, la gran mentira de la nutrición.

En él nos desvela los secretos mejor guardados sobre el por qué de la gran epidemia de la obesidad y enfermedades como la diabetes.

Carlos habla con un lenguaje claro y directo. No tiene ningún tipo de reparo en señalar los verdades culpables de todo esto: organismos y empresas cuyo principal fin es su propio beneficio económico, aún sabiendo que actúan en contra de la salud de las personas.

Este libro te abrirá los ojos. Te hará entender por qué estos alimentos están acabando con tu vida, sin que ni siquiera te des cuenta. Y lo peor de todo es que estas empresas muchas veces te venden estos productos como “light” o “bajos en grasas”, haciendo que te creas el cuento de que son beneficiosos para personas que quieren adelgazar o que están a dieta. La realidad es que estos productos son realmente perjudiciales para tu salud.

Puedes leer en Amazon las opiniones de otras personas que ya lo han comprado.

Es uno de esos libros realmente imprescindibles para los que seguimos un estilo de vida saludable. Puedes adquirirlo a través de este enlace o pinchando en la siguiente imagen:

libro la gran mentira de la nutrición

Calorías de alimentos. No las cuentes más


Te recomiendo que nunca más cuentes calorías debido a que:

  • No producen el mismo efecto en tu organismo una caloría de carne de ternera que una caloría de de Coca-Cola.
  • Importa más la procedencia de los alimentos que ingieres que la cantidad de calorías que tienen.
  • No es una tarea fácil de llevar a cabo, y es altamente inexacto.
  • Provoca falta de motivación y abandono de una dieta.
  • Provoca ansiedad y estrés el estar preocupado constantemente de contar calorías. El estrés te hace engordar.

Lo más importante si quieres adelgazar y estar bien de salud es cambiar los hábitos alimenticios y tomar conciencia de lo que te llevas a la boca.

Fíjate si los alimentos que vas a comer  contienen vitaminas, antioxidantes o ácidos grasos esenciales.

Si sigues la dieta paleolítica no tendrás que volver a contar calorías nunca más. 

 

Únete a la dieta paleo, estarás delgado y con una salud de hierro


Te invito a que descubras en qué consiste la dieta paleo.

Para finalizar te doy algunas recomendaciones, para que no tengas que volver a contar calorías de alimentos.

  • Come alimentos ricos en proteínas de calidad, y no alimentos ricos en almidón. Come: huevos, pescado, o carne de ternera.
  • No consumas pan, galletas, magdalenas, ni ningún tipo de cereales.
  • Olvídate de los azúcares refinados. Nada de Cola-Cola, zumos de fruta preparados, o helados.
  • Asegúrate de que estás consumiendo las grasas esenciales que tu cuerpo necesita. Come frutos secos (especialmente nueces y almendras), y pescado rico en ácidos grasos Omega 3 tales como la trucha, el atún o el salmón.

Espero que después de este post tengas más claro por qué no debes contar calorías de alimentos.

Te dejo un video donde Mariana nos explica por qué no contar calorías.

Te invito a que visites las otras secciones de mi blog.

Además, si te interesa puedes leer un post mío sobre cómo la falta de sueño puede hacer que engordes y estés mal de salud.

Si tienes dudas y quieres hacerme alguna pregunta te invito a que contactes conmigo mediante el formulario de contacto.

 

Opt In Image
Únete a nuestra comunidad Paleo
Apúntate y recibe gratis contenidos exclusivos y todas las novedades del blog
  • Recibe un e-mail cada vez que escriba un nuevo post
  • Recibe información exclusiva sólo para suscriptores
  • Entérate antes que nadie de todas las noticias Paleo
  • Unirte a la comunidad Paleo es totalmente gratis

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *