¿Son buenas las grasas saturadas?

grasas saturadas e insaturadas

¿De verdad las grasas son buenas?


 Las grasas son el mayor timo científico de este siglo, posiblemente de cualquier siglo. – George Mann

Afirmación de este reconocido doctor criticando duramente la idea de que los alimentos ricos en grasas son los causantes de enfermedades cardiovasculares.

Existe una creencia popular muy extendida desde hace años de que las grasas son malas, especialmente las grasas animales. Que son la causa de enfermedades cardiacas, y que por tanto debemos evitarlas.

Normalmente cuando alguien hace dieta siempre pensamos que lo primero que va a hacer es reducir el consumo de grasas. Sin embargo, este es un enfoque equivocado, y en este artículo te voy a contar por qué.

Las propias autoridades sanitarias nos han venido contando, desde hace tiempo, el cuento de que las grasas son malas, sobre todo las grasas saturadas. Nada más lejos de la verdad.

Muchos médicos nos dicen que reduzcamos la ingesta de grasas y aumentemos el consumo de hidratos de carbono  complejos, como el pan integral o el arroz.

           ⇒     De esta manera los médicos cardiólogos y los cirujanos cardiovasculares tienen el trabajo asegurado.

La curioso de todo esto es que detrás de esas recomendaciones existen intereses económicos muy importantes: ventas multimillonarias de medicamentos para tratar la diabetes y enfermedades cardiacas, hospitales llenos y clínicas privadas hasta arriba de pacientes.

Nuestra sanidad está en crisis, debido a las miles y miles de personas que se ponen enfermas cada día, y no hay hospitales y médicos suficientes para atender a tantos. Esto ocurre, entre otras cosas, debido a nuestra dieta moderna, basada en alimentos procesados y altos en azúcares.

Me parece increible que aún actualmente tanta gente siga pensando que las grasas saturadas son el origen de todo mal.

Nos han lavado el cerebro para que demonicemos las grasas saturadas y les echemos la culpa de enfermedades del corazón o de la obesidad, cuando en realidad poco tienen que ver.

Te recomiendo especialmente este libro revolucionario bestseller, Cerebro de pan, del doctor David Perlmutter, para que empieces a cuestionarte lo que proclaman algunas supuestas dietas beneficiosas para nuestra salud: bajas en grasas y que incluyen productos como el pan integral.

lo que nos han contado sobre el pan

¿Comer alimentos ricos en grasa saturada puede matarte?


Pues la verdad es que no. Eso nos han hecho creer desde hace mucho años, con estudios financiados por la gran industria farmacéutica, pero la realidad es que es todo lo contrario:

    ⇒     Comer grasa, especialmente grasa saturada, es indispensable para el buen funcionamiento de organismo, incluido nuestro cerebro. 

Por si no lo sabías nuestro cerebro está compuesto por un 60 % de grasa. No es casualidad que consumir ácidos grasos Omega-3, que está en alimentos como el pescado azul o las nueces, sean indispensables para el buen funcionamiento de nuestro cerebro.

Los Omega-3 no los produce nuestro cuerpo de forma natural. Si quieres tener una buena memoria y evitar enfermedades como el Alzheimer, ya lo sabes, come grasa, especialmente ácidos grasos Omega-3.

¡Pero ojo! tampoco se trata de comer cualquier tipo de grasa. Existen grasas buenas y grasas malas, para nuestra salud. En este post vas a aprender a diferenciar entre aquellas grasas beneficiosas para tu organismo y aquellas otras que te pueden hacer tanto daño.

En general, y en contra de la creencia popular, las llamadas grasas saturadas no son malas. Todo lo contrario. Tienen amplios beneficios en nuestro organismo.

          ⇒      Varios estudios recientes han demostrado que no hay ninguna relación entre el consumo de grasas saturadas y las enfermedades cardiovasculares. 

Por si te interesa profundizar más en el tema y sabes inglés te dejo el enlace de un estudio científico  llevado a cabo por investigadores de la Universidad de McMaster (Canadá).

Este estudio demuestra que no hay relación alguna entre el consumo de grasas saturadas y enfermedades cardiovasculares, enfermedades coronarias, infartos cerebrales o diabetes tipo 2.

Sin embargo, ojito con esto, porque ese mismo estudio demuestra que las grasas trans están asociadas con la mortalidad, ya que son causa de enfermedades coronarias y del corazón.

Actualmente se consumen elevadas dosis de grasas trans, de origen industrial, y esto está generando cada vez más enfermedades que hace años no existían.

Las grasas trans o hidrogenadas se encuentran en productos como la margarina o en todo tipo de bollería industrial. 

          ⇒       Diversos estudios han constatado que la elevada ingesta de grasas trans eleva el colesterol LDL (colesterol malo) y los triglicéridos, y un factor de riesgo cardiovascular.

Por favor, deja ya de mojar el cruasán o las magdalenas en la leche que te tomas para desayunar.

En vez de eso prueba a tomar todos los días licuados de fruta, un par de huevos cocidos y comerte unas cuantas almendras, como hago yo, y muchos otros que seguimos el estilo paleo.

Deja de maltratar a tu cuerpo con grasas trans, azucares refinados y cereales. Únete a la dieta paleo, que es la forma de comer más saludable que existe.

Muchas grasas son indispensables para nuestra salud, como la contenida en las almendras o en el salmón, pero di NO a las grasas trans, que no te hacen ningún bien. Es tu salud la que está en juego amigo, no lo olvides. No sólo se trata de adelgazar.

La gordura es un síntoma de que algo no anda bien y de que no te estás alimentando como deberías. Pero también puedes estar delgado y tener el riesgo a sufrir enfermedades cardiacas debido a la ingesta de grasas trans y de azúcares.

Lo que necesitas es consumir mayor cantidad de grasas saturadas y de ácidos grasos esenciales. 

La dieta paleolítica está a favor del consumo de grasas saturadas, aunque totalmente en contra del consumo de grasas trans o hidrogenadas, las cuales no son ni naturales ni existieron nunca en la historia de la humanidad, hasta hace muy poquitos años que se conocen. Es por eso que nuestro organismo no puede asimilarlas adecuadamente.

Por fin las autoridades sanitarias están empezando a reconocer las bondades de la dieta paleolítica sobre nuestra salud y bienestar.

Te dejo un enlace de un estudio elaborado por la Sociedad Americana de Nutrición donde se estudia la efectividad de la dieta paleo para tratar el síndrome metabólico. El estudio se centró en medir la efectividad de esta dieta en la reducción de grasa en la cintura, la presión arterial, los triglicéridos y la glucosa.

La conclusión fue que “La dieta paleolítica ha conseguido mejores resultados en el corto plazo que otras dietas basadas en recomendaciones oficiales”. 

Si quieres bajar de peso no reduzcas la ingesta de grasas saturadas de tu dieta. No sólo no conseguirás adelgazar si no que, derivado de comer apenas grasas, podrías tener bastantes problemas de salud.

Las grasas saturadas son un componente muy importante de las células del cerebro y de otros órganos vitales y realmente las necesitamos si queremos mantenernos sanos.

Estudios han demostrado que si consumimos suficientes grasas saturadas tendremos un 36 % menos de probabilidades de desarrollar demencia senil.

Necesitamos consumir abundantes grasas saturadas para mantenernos sanos y delgados, y también grasas insaturadas. 

Si las grasas saturadas son buenas, entonces ¿por qué tienen tan mala fama?

Opt In Image
Únete a nuestra comunidad Paleo
Apúntate y recibe gratis contenidos exclusivos y todas las novedades del blog
  • Recibe un e-mail cada vez que escriba un nuevo post
  • Recibe información exclusiva sólo para suscriptores
  • Entérate antes que nadie de todas las noticias Paleo
  • Unirte a la comunidad Paleo es totalmente gratis

 

 

La mala fama de las grasas saturadas


En la década de los 50 un bioquímico estadounidense llamado Ancel Keys elaboró un estudio en el que relacionaba el consumo de grasas saturadas con los problemas cardiacos. Este fue llamado “El estudio de los siete países”, ya que sacó a la luz la supuesta relación que había entre la cantidad de grasa consumida en 7 países y los ataques al corazón.

El argumento de Ancel parecía bastante razonable: a mayor cantidad de grasa consumida en un país mayor número de ataques cardíacos.

Los datos aportados parecían demostrar que el consumo de grasas incidía directamente en la probabilidad de sufrir ataques cardíacos. Sin embargo, esos países fueron cuidadosamente seleccionados, y se omitieron los datos de muchos otros donde no se cumplía esta relación.

¿Qué pasa con paises como España, donde no se cumple esta relación?

Resulta que hay países donde esa relación no sólo no se cumple si no que además es negativa, es decir, a mayor consumo de grasas, menor índice de obesidad y de enfermedades del corazón. Pero esos datos no le interesaba darlos a conocer, ya que de esta manera ya teníamos un culpable (la grasa) a quien achacarle todas estas enfermedades, y dejaríamos vía libre a la millonaria industria de los cereales y a la industria farmacéutica.

Esta idea de que las grasas saturadas eran malas, especialmente las grasas de la carne, se extendió como la pólvora entre la población, apoyada por médicos y nutricionistas.

Se han realizado estudios posteriores y ni uno sólo de ellos ha demostrado una relación directa entre el consumo de grasas saturadas y el riesgo a padecer enfermedades cardíacas.

No hay evidencias de que las grasas saturadas sean malas


El prestigioso investigador Frank Hu de la Universidad de Harvard hizo recientemente un estudio similar al de los 7 países, pero con datos más actualizados, con mucha más información y una metodología más fiable.

La conclusión de Frank fue que:

      ⇒     “No hay evidencias de que las grasas saturadas se puedan relacionar con el incremento de enfermedades cardiovasculares”. 

Otras investigaciones como esta, esta o esta, concluyeron que aumentando la ingesta de grasas polinsaturadas (como frutos secos) se reducían las enfermedades cardíacas, pero ninguno de ellos pudo concluir que debemos reducir la ingesta de grasas saturadas.

En realidad, necesitamos consumir no sólo grasas saturadas, sino también grasas monoinsaturadas y grasas polinsaturadas, para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Pero debemos fijarnos siempre que esas grasas provengan de fuentes naturales, y no de alimentos procesados.

Sin embargo, sí se ha demostrado la relación entre el elevado consumo de azúcares y los problemas cardíacos, por ejemplo en este estudio.

Existen alimentos como los huevos, donde la creencia popular es limitar su consumo, partiendo de la premisa de que la yema tiene colesterol. Pues bien, te invito a leer este post de Fitness Revolucionario donde Marcos nos explica los beneficios del huevo sobre nuestra salud.

Beneficios de las grasas saturadas

No temas a las grasas saturadas, tales como las grasas de la carne animal, sobre todo si es carne de animales alimentados con pasto. Tampoco temas a las grasas de pescados como el salmón ni de frutos secos como las almendras.

Las grasas saturadas tienen amplios beneficios sobre tu sistema inmunológico, sobre tu hígado y te permiten mantener un correcto balance hormonal, entre otros.

Come mayor cantidad de alimentos con contenido en grasas tanto saturadas como insaturadas. Sobre todo alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3, como el atún o la trucha.

⇒     Di NO a la comida basura, di NO a los alimentos procesados, di SI a las grasas naturales.

Lo que sí te recomiendo es que elimines completamente de tu dieta diaria las grasas trans. Son éstas las verdaderas culpables, junto con los azúcares, de que la sociedad moderna desarrolle tantas enfermedades y del alto índice de obesidad entre la población.

Alimentos que contienen grasas saturadas y otras grasas saludables


Después de tanta teoría me dirás, sí sí todo eso está muy bien, pero …

¿En qué alimentos puedo encontrar grasas que sean saludables?

Como te decía, tu ingesta de grasas debe provenir tanto de grasas saturadas como de grasas insaturadas.

Algunos alimentos con grasas saludables, que mejoran tu coresterol HDL (bueno) son:

⇒     Pescado azul, como el salmón o el atún

⇒     Carne de res, alimentada con pasto

⇒     Aguacate

⇒      Aceite de coco o de oliva (crudo, sin freir)

⇒      Frutos secos (nueces, almendras, avellanas)

⇒     Huevos (en especial huevos de gallinas criadas en libertad)

En especial deberías comer más pescado azul, que es una fuente esencial de Omega-3.

Evita llevarte a la boca carnes procesadas como hamburguesas, comida rápida y frituras, pasteles y galletas, leche, pan o cereales. De esta forma evitarás que te suba el colesterol LDL (malo).

Opt In Image
Únete a nuestra comunidad Paleo
Apúntate y recibe gratis contenidos exclusivos y todas las novedades del blog
  • Recibe un e-mail cada vez que escriba un nuevo post
  • Recibe información exclusiva sólo para suscriptores
  • Entérate antes que nadie de todas las noticias Paleo
  • Unirte a la comunidad Paleo es totalmente gratis

 

 

¿Los aceites para freír son buenos para la salud?


Debes tener mucho cuidado con las comidas fritas ya que la mayoría de aceites se degradan fácilmente y generan residuos tóxicos cuando se calientan a altas temperaturas. Incluso el aceite de oliva.

El aceite de oliva es saludable en pequeñas cantidades, pero siempre de manera cruda, ya que está formado por grasas monoinsaturadas, y si se somete a altas temperaturas se degrada y es perjudicial para tu salud.

El aceite de girasol, el de maiz o el de soja, como puedes leer en la wikipedia, son inestables y si fríes con ellos se oxidan generando productos tóxicos para la salud. 

Por otra parte, existe un tipo de aceite que personalmente me encanta, el aceite de coco. Es el que utilizo para freír carne o pescado de vez en cuando. Es un aceite que aguanta muy bien las altas temperaturas, sin descomponerse. Se trata de grasa saturada.

Este aceite lo puedes calentar y no se degrada, no generando residuos tóxicos. Es perfecto para freír.

También podrías usar otras grasas saturadas como la mantequilla o la grasa de cerdo.

Las grasas saturadas son estables a altas temperaturas y no se oxidan como las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Así que ya lo sabes, si te gusta freír no te prives de hacerlo, pero usa aceite de coco. Nada de aceite de girasol, de maíz, ni siquiera aceite de oliva.

           ⇒    Por supuesto, huye de las grasas hidrogenadas o grasas trans, como la margarina. 

La dieta paleo está a favor de las grasas saturadas y aceites monoinsaturados como el de oliva (crudo), rechaza el consumo de aceites poliinsaturados como el de girasol, y no queremos ni oír hablar de grasas trans como la margarina.

¿A qué se debe, entonces, que tanta gente tenga enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiacas no eran habituales hace 50 o 60 años, cuando nuestra dieta era mucho más rica en grasas animales.

Tener altos los triglicéridos no es debido a comer mucha carne con grasa, si no debido al exceso de azúcares y grasas trans procedentes de los productos procesados que ingerimos regularmente.

⇒     Para mantenerte saludable aléjate de los aceites industriales, como el aceite de girasol y de los productos procesados con alto contenido en azúcares. 

Es tu decisión seguir creyendo todo lo que te cuentan sobre los supuestos “efectos dañinos” de las grasas, o unirte a la dieta paleo, y consumir sólo grasas buenas, esas grasas saturadas e insaturadas que son beneficiosas para tu salud y te mantienen libre de enfermedades.

Espero que te haya gustado el post.

Si quieres saber más sobre la dieta paleolítica te invito a visitar esta sección del blog donde la explico en detalle. ⇒ Dieta paleolitica

También te animo a que visites los recursos paleoliticos y este post sobre las calorías de los alimentos.

Si te apetece puedes escribir algún comentario contando qué te ha parecido el artículo, y si tú estás a favor o en contra de las gasas saturadas.

Para finalizar aquí tienes un vídeo de mi amigo Mario Luna, donde explica muy bien la diferencia entre grasas buenas y grasas malas. 

Por otra parte, y aunque no está directamente relacionado con las grasas, te recomiendo el libro de Mario, Psicología Del Éxito . Este libro te ayudará a mejorar en las áreas más importantes de tu vida, incluyendo la alimentación. Es sencillamente genial.

psicologa del exito Mario Luna

 

Opt In Image
Únete a nuestra comunidad Paleo
Apúntate y recibe gratis contenidos exclusivos y todas las novedades del blog
  • Recibe un e-mail cada vez que escriba un nuevo post
  • Recibe información exclusiva sólo para suscriptores
  • Entérate antes que nadie de todas las noticias Paleo
  • Unirte a la comunidad Paleo es totalmente gratis

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *